Usted está aquí

Cirugía mínimamente invasiva abdominal (laparoscópica):

La laparoscopia es una técnica para operar el abdomen, implica un instrumental delgado, que se compone de pinzas y una cámara de video, por unas pequeñas incisiones se introducen los elementos y el abdomen del paciente se llena de gas (CO2). Con esto el cirujano revisa y trata las patologías del colon y recto. Actualmente es el método estándar de manejo quirúrgico de las patologías colon y recto y se realiza según el tipo de enfermedad y las características de la persona.

  • ¿Por qué se realiza?: Es una forma de examinar y tratar enfermedades del colon y recto, generalmente se han realizado estudios adicionales previos como Colonoscopia y Tomografías que nos indican que el paciente requiere la cirugía.
  • Riesgos: Como todas las cirugías tienen riesgos, pero comparado con otros tipos de cirugía ofrece más ventajas y una mejor recuperación.
  • ¿Cómo prepararse?: Requiere ayuno, y como la mayoría de cirugías de colon, requiere el uso previo de laxantes para limpiar parcialmente el colon.
  • Lo que puede esperar durante el procedimiento: Es un procedimiento bajo anestesia general, el paciente va a estar dormido durante la cirugía, al despertar el paciente recibe una variedad de analgésicos para el manejo del dolor.
  • Después del procedimiento: Después de la cirugía el médico explicará los hallazgos y las expectativas del tratamiento al paciente y a sus familiares.
  • Resultados: Generalmente son muy favorables y dependen del tipo de enfermedad del paciente.