Usted está aquí

Colonoscopia

La colonoscopía es la mejor forma de examinar el ano, colon y recto.  Implica la introducción de una sonda que lleva una cámara y luz, y por medio de una pantalla el medico va avanzado y viendo el colon, sus características y posibles enfermedades.

  • ¿Por qué se realiza?: Se realiza para investigar síntomas que pueden estar relacionados con enfermedades del colon. Usualmente se realizan por sangrados anales, dolor abdominal, historia familiar de cáncer de colon, anemia, estreñimiento, diarreas de causa no clara o radiografías que muestren inflamaciones del colon o como estudio complementario de enfermedades de otros órganos cercanos al colon.
  • Riesgos: En términos generales es un procedimiento muy seguro.  Es realizado por personal altamente capacitado. Se realiza bajo sedación, es decir con el paciente parcialmente dormido, lo usual es que el paciente no tenga mayores recuerdos del examen. Pueden presentarse complicaciones graves, pero por fortuna son extremadamente raras y dependen de las características y los antecedentes médicos de cada persona, antes del procedimiento se evalúan los riesgos de forma detallada.
  • ¿Cómo prepararse?: La preparación implica un ayuno de mínimo 6 horas y haber consumido previamente un laxante, suele ser la parte más incómoda del procedimiento, pero de la buena preparación depende el éxito de la colonoscopia y el que no tengan que volver a repetirla pronto.
  • Lo que puede esperar durante el procedimiento: Es un procedimiento que produce malestar y dolor, pero al ser realizado bajo sedación el grado de satisfacción del paciente es muy alto y usualmente no recuerdan la experiencia.
  • Después del procedimiento: El día del procedimiento el paciente no debería conducir carros o manejar maquinaria, no debería realizar actividades que exijan mayor concentración. Después del examen, se recomienda una dieta suave, liquida, y en algunas horas ya puede comer normal.
  • Resultados: El resultado de la colonoscopia se entrega al finalizarla, el paciente debe llevarla a su médico para interpretarla de forma adecuada.